Cambio climático. Un proceso inevitable.

Cambio climático- Que no cunda el pánico

La tierra, un planeta paradisíaco en el que han habitado miles de especies desde sus inicios allá hace 4500 Ma. Está claro que nuestro sistema solar es único y que, por alguna razón, nos ha permitido florecer como un pequeño punto azul en medio de planetas áridos y con menos glamour que nuestras costas bañadas con cocoteros y turistas quemados.

Es evidente que las cosas han cambiado desde que, como humanos, aparecimos en la ecuación “Tierra” ya que representamos una evolución sin precedentes como especie inteligente que ha desarrollado sus tecnologías y poco a poco ir cambiando la composición atmosférica y la dinámica del planeta. Aquí es donde empieza a cundir el pánico y allá por los 2000 hablamos del efecto invernadero para después adoptar la tendencia más hípster del “Cambio Climático” y finalmente olvidar a ese ya desconocido agujero de la capa de ozono.

Poco a poco nos hemos ido concienciando de lo que implica desarrollar nuestras tecnologías y nuestra forma de vida capitalista y consumista. Algunos piensan que ya es demasiado tarde y otros claman por la colaboración global para una reducción de las consecuencias. Lo creáis o no el Cambio Climático es inevitable (como Thanos), evidentemente esto tiene matices éticos en los que en la medida de lo posible deberíamos intentar mitigar las consecuencias.

Para empezar, vamos a tener que ver algunos conceptos generales, pero no os asustéis, os lo explico con dibujos que es mucho más fácil:

Infografía periodos Green-house y Ice-house de la Tierra. Razones para Salir con un Geólogo

Los periodos interglacial-glacial están controlados por los ciclos de Milancovitch ( Milutin Milanković ) y son ajenos a nosotros, están directamente relacionados con las variaciones en los movimientos de la tierra: rotación, traslación, inclinación del eje terrestre… En la actualidad nos encontramos en un periodo de interglacial en el que las temperaturas son ideales para la vida humana.

Poco a poco los niveles de CO2 suben, igual que las temperaturas. Estos niveles no son para nada comparables a los elevadísimos niveles atmosféricos que se dieron en periodos de Green-house.

Y ¿Qué viene ahora?

Probablemente y contrariamente a lo que se pueda pensar, es posible que la tierra en algunos miles de años se vea envuelta en un nuevo periodo glacial que será el que quizá nos extinga como especie. O quizá nuestra especie termine gracias a un nuevo Green-house, cuyos niveles de CO2 y metano no podremos soportar (esto implicaría el florecimiento de nuevas especies y una nueva explosión de biodiversidad).

La conclusión de todo esto es que no hay periodos climáticos ni cambios malos para la Tierra. Todas sus formas climáticas ha tenido la virtud de albergar especies que pueden soportar tanto estados climáticos temperados (nosotros) como estados climáticos de calor tropical sin polos (dinosaurios). Proteger y preservar nuestro pequeño trozo de periodo interglaciar es conveniente para nosotros, ello implica que sigamos viviendo en nuestro planeta. Si los polos desaparecen y entramos en periodos muy calurosos o muy helados, la única consecuencia directa sería nuestra extinción y la de algunas especies que no pudieran “adaptarse” a un nuevo planeta.

La Tierra siempre seguirá en sus millones de años quitando y creando vida preparada para sus condiciones geodinámicas y climatológicas, los únicos afectados por el cambio climático somos NOSOTROS, así que temed porque somos los causantes de nuestra propia extinción (que no de la del planeta, de eso ya se encargará el Sol, o un megameteorito).

Y tú ¿Eres más de ICE-HOUSE o de GREEN-HOUSE?

Compartir mola!

Un Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *